Abordaje integral de la cirugía del cáncer de mama (I): reconstrucción de mama inmediata.

cirugía cáncer de mama

LA MAMA

La mama no es una semiesfera, a la forma semiesférica de los cuatro cuadrantes hay que añadir un quinto elemento, la cola de la mama. Esto es la prolongación glandular que va en dirección a la axila desde el complejo areola pezón (foto 1) y que es de gran importancia en el resultado final de la reconstrucción (foto 2).
El objetivo final de la reconstrucción inmediata tras la mastectomía es la reconstrucción de la mama en volumen, forma y de manera simétrica a la mama sana en sus cinco subunidades estéticas, cuatro cuadrantes y cola de mama.

RECONSTRUCCIÓN MAMARIA INTEGRAL

La reconstrucción mamaria integral diseñada y publicada (Plastic and Reconstructive Journal, May 2014) por el Dr. Muñoz i Vidal se basa en la obtención endoscópica del músculo dorsal ancho, evitando así cicatrices en la mama y en la zona donante, en comparación al abordaje estandar y ofrece una recuperación rápida y menor postoperatorio gracias al abordaje por endoscopia (foto 5 y 6).

El músculo Dorsal Ancho una vez trasladado al defecto bajo el flap de mastectomía reconstruye la cola de la mama (foto 7) evitando el efecto hachazo de la reconstrucción simple con implante o expansor, y ofrece una cobertura extra al implante mamario además de dar un volumen extra con tejido de la misma paciente. Por último una pequeña isla de piel obtenida selectivamente de la espalda permite reconstruir el complejo areola pezón (foto 8). Todo en la misma intervención en la que se realiza la cirugía oncológica.

foto 1foto 2

foto 3foto4

foto 5foto 6

foto 7 foto 8

foto 9 foto 10 foto 11

RECONSTRUCCIÓN Y RADIOTERAPIA

La radioterapia tiene un papel fundamental en el control local de la enfermedad  y en la reducción de recidivas locales. La indicación de radioterapia tras mastectomía depende del estado de los ganglios, los márgenes de resección y tamaño del tumor. No es infrecuente que una paciente a la que se ha realizado la mastectomía y la reconstrucción inmediata sea candidata a radioterapia.
La radioterapia actúa reduciendo el riego sanguíneo de la zona radiada (las células tumores o los tumores requieren de mucha sangre para crecer) diminuye la división celular creando defectos en el DNA y afecta a la calidad del tejido conectivo resultando en fibrosis y falta de elasticidad del mismo.
La reconstrucción mínimamente invasiva, como todas las técnicas de reconstrucción, no es inmune a los efectos de la radioterapia. La actuación de la radiación ionizante sobre la mama reconstruida  se traducirá en una reducción del volumen y una pérdida de la caída natural de la mama reconstruida.
Con el objetivo de minimizar los efectos indeseados de la radioterapia así como anticiparse a los mismos, se hipercorregirá en volumen la mama reconstruida así como en caída con ello limitaremos y minimizaremos la necesidad de cirugías secundarias (foto 9,10 y 11).

¿Te ha gustado?
Total: 0 , Promedio: 0

Publicaciones relacionadas