¿Como es la recuperación tras una reducción de pecho?

Recuperación reducción pechos

Las mujeres con dolencias médicas causadas por senos de gran tamaño y caídos deciden optar por una reducción mamaria para mitigar los problemas físicos causados y mejorar su calidad de vida. Como en todas las operaciones existe una fase de postoperatorio, un pequeño periodo de tiempo dónde debemos ser cautos para evitar incidentes. La recuperación de reducción de pecho es un proceso sencillo y rápido siempre y cuando se sigan una serie de pautas e indicaciones.

Si deseas sabes más sobre la recuperación de reducción de pecho no te pierdas este post. En él te contamos todo lo que debes saber a la hora de enfrentarte a una mamoplastia de reducción y lo relacionado sobre el proceso de recuperación.

Tiempo de recuperación del postoperatorio de reducción mamaria

A pesar de que una reducción de mamas es una operación muy común, no deja de ser una intervención con importancia y por lo tanto requiere un cierto tiempo de recuperación. Es conveniente estar informada del proceso y su postoperatorio para saber en todo momento de lo que supone una operación como esta.

Primeras semanas

Durante los dos primeros días, tras la intervención, debes utilizar una serie de vendajes y gasas que tapen las zonas donde se han practicado las incisiones. Al cabo de unos días se te retirarán esos vendajes para ayudar a que tu piel cicatrice.

En el transcurso de las primeras semanas después de la intervención deberás llevar un sujetador quirúrgico especial para este tipo de intervenciones. Entre la primera y segunda semana, una persona especialista se encargará de retirar todos los puntos de sutura de tus cicatrices.

Es completamente normal que, tras una reducción mamaria, se produzca inflamación de la zona afectada por la intervención. Incluso pueden aparecer algún que otro moratón que desaparecerá al cabo de un par de semanas. Tienes que tener presente que es algo muy común consecuencia de la intervención y que no debes alarmarte por ello.

Primeros meses

Durante el primer ciclo menstrual, tras la intervención de reducción de mamas, existe la posibilidad de que notes tus mamas inflamadas y mucho más sensibles. Incluso puedes llegar a experimentar algún dolor intenso derivado de la menstruación. En ese caso, la persona encargada de tu intervención y posterior seguimiento puede recetarte algún tipo de analgésico para aliviar este tipo de molestias.

Es muy común que las personas que se someten a este tipo de intervenciones noten cierta perdida de sensibilidad en las mamas y pezones. Lo normal es que este tipo de perdida sea solo temporal y se restablezca con el paso del tiempo, de no ser así recomendamos que lo consulte con su especialista.

Vuelta a la normalidad

Durante la fase de recuperación se realizarán revisiones médicas a los 3 y a los 6 meses, para hacer un control sobre el progreso de la operación.

 

¿Cuándo podré hacer vida normal? Al cabo de 2 o 3 meses, tras una operación de mamoplastia, podrás realizar tu vida diaria con normalidad. Es importante que tengas precaución con las cicatrices y a la hora de realizar algún deporte o un movimiento brusco.

Pueden pasar hasta un total de 6 meses desde la intervención hasta apreciar por completo el resultado de tus mamas. Uno de los síntomas que más perduran en la fase de recuperación tras una reducción de mama es la inflamación.

¿Cómo cuidar las cicatrices de reducción mamaria?

Las cicatrices son la parte más visible de este tipo de intervenciones, te acompañarán durante el resto de tu vida. Es importante que sepas que también tienen su proceso de curación, durante los primeros meses tus cicatrices serán muy visibles con un tono rojizo, pero a medida que vayan cicatrizando su tono se volverá más blanquecino.

Es importante tener una serie de cuidados en las cicatrices, así ayudarlas a que cicatricen bien evitando que se separen y se formen cicatrices hipertróficas.  Es importante seguir todas las indicaciones médicas y vigilando que no se produzcan infecciones. Si todo va bien, el tiempo de cicatrización se reduce.

En el caso de ser paciente fumadora, tienes más probabilidades de sufrir un estiramiento de las cicatrices provocando así queloides o cicatrices hipertróficas.

Precauciones

En la fase de recuperación de una reducción de mamas es muy importante abarcar una especie de hábitos diarios que te ayuden a tener una recuperación eficaz y obtener el mejor resultado.

  • Evita practicar deporte o cualquier actividad física intensa que implique la zona afectada, incluso conducir.
  • Se recomienda realizar reposo al menos los 3-4 primeros días tras la operación.
  • Es importante no cargar pesos durante las primeras semanas.
  • Sigue siempre las indicaciones que te de la persona especialista encargada del seguimiento de su intervención. Toma los medicamentos recetados, te ayudarán a llevar una recuperación más llevadera.
  • Debes tener especial cuidado con el sol, no expongas tus cicatrices y utiliza siempre crema con un alto factor de protección.
  • Utiliza un sujetador especifico durante la primera semana tras la intervención

Si planteas realizarte una reducción de mamas o una mamoplastia es importante que estés informada de cada uno de los procedimientos incluido el postoperatorio. Como puedes comprobar es una recuperación rápida y sencilla en el que, si sigues los consejos que te proporcionamos y las indicaciones aportadas por el médico, no debería surgir ningún tipo de problema.

¿Estás pensando en una reducción de mamas? Si todavía tienes alguna duda, o quieres concertar una consulta con el Dr. Joaquim Muñóz puedes pedir cita y aclararemos tus dudas y valoraremos tu caso.

¿Te ha gustado?
Total: 1 , Promedio: 5

Publicaciones relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies