¿Qué es un linfedema? Causas, tipos y síntomas.

¿Que es el Linfedema?

En muchas ocasiones, las pacientes que pasan por una cirugía oncológica terminan sufriendo otras secuelas físicas, una de ellas es el linfedema. Normalmente la extirpación de los ganglios linfáticos o la radioterapia es el detonante de algo que empeora la funcionalidad de la paciente y por tanto su calidad de vida. Si quieres saber más sobre una de las secuelas más comunes que deja el cáncer de mama, te dejamos aquí los puntos fundamentales.

¿Qué es un linfedema de extremidades?

El linfedema de extremidades es una hinchazón que se presenta cuando se da un bloqueo o un fallo en el sistema linfático. Esta hinchazón se produce cuando el líquido linfático se acumula en los tejidos blandos del cuerpo.

Para que lo entiendas mejor, el sistema linfático es una red de vasos, tejidos y órganos que transportan la linfa por todo el cuerpo. ¿Qué es la linfa? Un líquido compuesto por glóbulos blancos que evitan la formación de tumores y combaten infecciones.

Como norma general se presenta en brazos y piernas.

Tipos de linfedema

Existen dos tipos de linfedema y se diferencian entre sí en función de su naturaleza:

¿Qué es un linfedema primario?

El Linfedema primario es causado por una anomalía del sistema linfático, puede diagnosticarse de forma temprana al nacer o presentar sus primeros síntomas a lo largo de la vida.

Linfedema secundario

El linfedema secundario es la causa de un daño en el sistema linfático. Este daño puede producirse por, una lesión, padecer cáncer, una infección, la extracción de los ganglios linfáticos

¿Cuáles son los síntomas del linfedema?

Esta acumulación de linfa en los tejidos blandos provoca una inflamación. Las principales zonas en las que se presenta esta afección son las extremidades, los brazos y las piernas incluyendo las manos y los pies.

Esta inflamación dificulta el movimiento de las articulaciones de la zona afectada, aporta una sensación de pesadez de los brazos y las piernas. Puede dar sensación de picor o quemazón en las piernas y tensión en la piel debido al aumento de volumen.

Es una dolencia que puede afectar al transcurso de la vida diaria.

¿Que es el linfedema en piernas?

Estadios del linfedema

Una vez diagnosticada la linfedema, esta se puede encontrar en una fase mas o menos avanzada. Para poder diferenciar la fase en la que se encuentra se han establecido una serie de estadios que miden el progreso de la infección de la linfedema:

Estadio I del linfedema:

Es una fase leve en la que la zona afectada está levemente inflamada debido a la acumulación de líquido linfático. Se forma una pequeña hendidura temporal cuando la presionas. En este estadio no hay daño permanente en los tejidos. Se puede revertir mediante tratamiento.

Estadio II del linfedema:

El brazo o la pierna afectada por la linfedema se encuentra más hinchada y a la hora de ejercer presión no se forma ninguna hendidura. Se puede controlar su avance con tratamiento, pero los daños producidos en los tejidos.

Estadio III del linfedema:

Es una fase en la que la linfedema se encuentra en una fase muy avanzada, el tamaño de la zona afectada pierde su forma habitual y se agranda considerablemente, la piel tiende a endurecerse y a arrugarse.

¿Cómo evitar el linfedema?

Los pacientes pueden tomar medidas preventivas para evitar desarrollar o atender la linfedema en el caso de padecerla. ¿Cuáles son esas medidas preventivas y de actuación? Toma nota.

  • En el caso de tener alguno de los síntomas mencionados antes lo primero es acudir a tu centro de salud y pedir consulta médica. Cuanto antes se trate esta dolencia la probabilidad de mejora será mayor.
  • Cuidado con las bacterias. Estas pueden introducirse en el organismo mediante cortes, picaduras o cualquier tipo de lesión, situaciones en las que el líquido linfático actúa. En este tipo de situación lo ideal es mantener la piel, las uñas limpias para prevenir la acumulación de bacterias y en el caso de heridas o cortes, trátalos con un producto desinfectante.
  • Evita que el líquido linfático se estanque en las extremidades. Para ello procura no utilizar ropa ajustada o con elásticos apretados, no cruces las piernas al sentarte, no cargues bolsas con un brazo que tena linfedema… es fundamental que evites bloquear el flujo de líquidos.
  • Procura mantener la zona afectada en alto, por encima del corazón, para que la sangre no se acumule. Para ello también es importante no aplicar calor en dicha zona.

Linfedema en brazos¿Como se diagnostica una linfedema?

Es importante realizar una serie de pruebas para descargar que la inflamación de la zona afectada no viene dada por otra complicación como la coagulación de la sangre.

  • Se realiza un examen físico donde se comprueban los signos generales de salud para comprobar si existe posibilidad de enfermedad o cualquier anomalía
  • Se comprueban los antecedentes médicos del paciente sobre sus enfermedades y anteriores tratamientos, para ver si han podido ser la causa de la linfedema.
  • El paciente se somete a una linfocentellografía, se le inyecta en el sistema linfático una pequeña parte de sustancia radiactiva y se escanea para comprobar el trazado que sigue por el cuerpo.
  • Otra prueba es una resonancia magnética o IRM, en ella se toman imágenes de las áreas afectadas del cuerpo mediante el uso de ondas de radio y un imán.

Es importante llevar un control del progreso de la linfedema, por lo que se toma mediciones del brazo o la pierna afectados y posteriormente se comprara las medidas con el opuesto. De esta forma se comprueba si la enfermedad se encuentra en fase de mejora o empeora.

¿Como tratar una linfedema?

La afección de linfedema no tiene cura. Si se diagnostica con tiempo en un estadio temprano se puede tratar para que su avance se estanque, pero el tratamiento no repara las zonas dañadas a causa de la enfermedad.

Una vez diagnosticado la afección de la linfedema se pone en marcha el tratamiento para controlar el daño sobre el sistema linfático incluye varias practicas que podrás incluir en tu rutina diaria.

  • Utilizar prendas elásticas de compresión. Estas prendas ejercen presión de manera controlada en diferentes zonas de la zona afectada para favorecer el flujo de líquido.
  • Realizar ejercicio moderado, sobre todo actividades que aumenten la actividad del corazón y los pulmones. Consulta con un especialista sobre este tema, podrá elaborar una rutina de ejercicios personalizada para tu caso.
  • Vendar la zona afectada una vez sale el líquido linfático, esa presión evitará que el líquido vuelva.
  • Llevar un estricto cuidado de la piel para prevenir nuevas infecciones y evitar futuros daños en la piel.
  • Terapia de combinada. Incluye masajes, vendas, ejercicios que administra un terapeuta especializado en este campo.

Padecer una linfedema requiere un estricto control por parte del paciente y por parte del médico especialista. Si quieres obtener más información sobre el linfedema o crees que presentas los primero síntomas, es conveniente que acudas a tu centro médico más cercano y pidas una consulta médica.

¿Te ha gustado?
Total: 3 , Promedio: 3.7

Publicaciones relacionadas